Nuestro socio Ramón García Bragado participa en esta tribuna de opinión publicada en el diario digital Segre.

A lo largo de su intervención aborda la situación originada por la salida de las obras de arte del Museo de Lleida de las parroquias de la Franja que durante siglos pertenecieron al Obispado de Lleida y que ahora pertenecen al de Barbastro–Monzón. Este traslado de las obras reclamadas desde Aragón ha provocado una frustración en una parte de la población leridana que consideraba que las obras tenían que permanecer al Museo Diocesano.

Entre otros puntos, Ramón García Bragado que ostentaba en aquel momento el cargo de Secretario general de la Presidencia de la Generalitat, menciona que: “Con aquella moción promovida por CiU y dirigida directamente a impedir el pacto con el Aragón, se desvaneció la última ocasión de encontrar una solución dialogada y digna para todo el mundo, presidida por la idea de una colección con dos suyos y con una gestión conjunta”.

Si desea leer el artículo completo, pinche aquí.